El agua de rosas es un producto de belleza usado desde la antigüedad por sus numerosos beneficios. Tiene propiedades regeneradoras, calmantes, relajantes, antiinflamatorias, antibacterianas, descongestionantes... Su principal uso es como tónico habitual en la rutina de cuidado facial. Con su aplicación se controlan los granitos, se hidrata la piel y se equilibra el pH.

    Al igual que todas las aguas florales, es el resultado del proceso de destilación por vapor del aceite esencial de una planta, en este caso, la rosa. Estas aguas o hidrolatos tienen las mismas propiedades que sus aceites esenciales pero en menor concentración, por lo que no conllevan ningún peligro. Los pueden usar todas las personas (incluso niños) sin riesgo, aportando sus múltiples beneficios.

    ¿Para qué sirve el agua de rosas?

    - Como tónico. El principal uso del agua de rosas es como tónico para todas las pieles, pero especialmente para las sensibles. Se aplica después de la limpieza y antes de la crema y sirve para equilibrar el pH y evitar esa incómoda sensación de tirantez que muchas pieles (sobre todo las secas y sensibles) sienten después de la higiene facial.

    - Pare refrescar e hidratar la piel. El agua de rosas aporta frescura e hidratación a la piel, así que se puede usar en cualquier momento del día, incluso encima del maquillaje, para refrescar e hidratar el rostro, o en cualquier momento que sientas que tu piel está apagada y tirante. Además, también podes usar agua de rosas para hidratar la piel del cuerpo, sobre todo zonas que tienden a estar secas, como los codos, las rodillas, los pies...

    Para reducir las bolsas y ojeras: Te recomiendo guardar el agua de rosas en la heladera y pulverizarla sobre discos de algodón para colocarlos unos minutos en los ojos. Desinflamará la zona y se irá la sensación de cansancio en la mirada.

    -Para controlar el acné. Por sus propiedades antibacterianas, el agua de rosas es un buen aliado para las pieles con tendencia acneica.  También ayuda a disminuir el enrojecimiento. 

    - Para hidratar el pelo. El agua de rosas también se puede aplicar en el cabello. Hidratará el pelo seco, ayudará a cerrar puntas abiertas y aportará brillo y suavidad.

    Para relajarte y conciliar el sueño. Su agradable aroma puede ayudarte a controlar el estrés, relajarte y dormir mejor. Para ello te aconsejo que pulverices un poquito de agua de rosas sobre tu rostro y la almohada antes de acostarte.


    Envase vidrio ambar 70 ml.

    ACQUA DI ROSE

    $1.050,00

    10% de descuento pagando por transferencia bancaria

    Ver formas de pago

    LEER CON ATENCIÓN ANTES DE COMPRAR: El despacho de los productos puede demorarse entre 1 y 3 días hábiles luego de realizada la compra dado que la mayoría de los productos de la web son de elaboración personalizada. Respecto a los envíos, Te acompañamos en el seguimiento de tu pedido pero no nos responsabilizamos por las fallas o demoras que estos tengan, te recomendamos elegir el que mejor te funcione para un mejor servicio. Por favor, leer con atención la demora que puede tener cada correo.

    Calculá el costo de envío

    El agua de rosas es un producto de belleza usado desde la antigüedad por sus numerosos beneficios. Tiene propiedades regeneradoras, calmantes, relajantes, antiinflamatorias, antibacterianas, descongestionantes... Su principal uso es como tónico habitual en la rutina de cuidado facial. Con su aplicación se controlan los granitos, se hidrata la piel y se equilibra el pH.

    Al igual que todas las aguas florales, es el resultado del proceso de destilación por vapor del aceite esencial de una planta, en este caso, la rosa. Estas aguas o hidrolatos tienen las mismas propiedades que sus aceites esenciales pero en menor concentración, por lo que no conllevan ningún peligro. Los pueden usar todas las personas (incluso niños) sin riesgo, aportando sus múltiples beneficios.

    ¿Para qué sirve el agua de rosas?

    - Como tónico. El principal uso del agua de rosas es como tónico para todas las pieles, pero especialmente para las sensibles. Se aplica después de la limpieza y antes de la crema y sirve para equilibrar el pH y evitar esa incómoda sensación de tirantez que muchas pieles (sobre todo las secas y sensibles) sienten después de la higiene facial.

    - Pare refrescar e hidratar la piel. El agua de rosas aporta frescura e hidratación a la piel, así que se puede usar en cualquier momento del día, incluso encima del maquillaje, para refrescar e hidratar el rostro, o en cualquier momento que sientas que tu piel está apagada y tirante. Además, también podes usar agua de rosas para hidratar la piel del cuerpo, sobre todo zonas que tienden a estar secas, como los codos, las rodillas, los pies...

    Para reducir las bolsas y ojeras: Te recomiendo guardar el agua de rosas en la heladera y pulverizarla sobre discos de algodón para colocarlos unos minutos en los ojos. Desinflamará la zona y se irá la sensación de cansancio en la mirada.

    -Para controlar el acné. Por sus propiedades antibacterianas, el agua de rosas es un buen aliado para las pieles con tendencia acneica.  También ayuda a disminuir el enrojecimiento. 

    - Para hidratar el pelo. El agua de rosas también se puede aplicar en el cabello. Hidratará el pelo seco, ayudará a cerrar puntas abiertas y aportará brillo y suavidad.

    Para relajarte y conciliar el sueño. Su agradable aroma puede ayudarte a controlar el estrés, relajarte y dormir mejor. Para ello te aconsejo que pulverices un poquito de agua de rosas sobre tu rostro y la almohada antes de acostarte.


    Envase vidrio ambar 70 ml.

    Mi carrito